jueves, 8 de agosto de 2013

ESCRITORES POR LA IDENTIDAD Y LA VERDAD

La restitución del nieto 109 por parte de Abuelas de Plaza de Mayo y el inicio del Primer Encuentro de Escritores por la Identidad. Dos acontecimientos muy importantes para tener presente lo que la dictadura militar dejo en la sociedad: la lucha por la memoria, la justicia y la verdad.

Muchísimos jóvenes fueron los que participaron de la primera jornada del Encuentro de Escritores por la Identidad que tuvo lugar en la Fundación Cultural Patagonia y en Casa de la Cultura de Fiske Menuco.

La apertura realizada en Casa de la Cultura el miércoles a las 15.30 estuvo a cargo de “Red x la Identidad Fiske Menuco”. En ella marcaron porque es importante conocer la verdad:
 “Somos una sociedad incompleta sin ella, y no se puede construir un futuro que no es sobre la verdad, porque la verdad nos hace libre”.
En relación a la organización del Encuentro de Escritores por la Identidad, expresaron:
Lo que se escribió en los libros merece ser recordado, son relatos indispensable para construir un presente y un futuro distinto, con justicia, con verdad, con memoria, con 400 hombres y mujeres con la libertad recuperada y la identidad restituida”.
Después del inicio, comenzaron a interactuar con el público presente en el hall de Casa de la Cultura, Marcelo Heinzmann y los periodistas Alfredo Hoffman, Analía Argento


Reencuentro

Alfredo Hofmann, periodista entrerriano, presento el libro “Reencuentro. Crónica de la restitución de una identidad”. Antes hizo mención al nieto 109 que restituyeron las Abuelas de Plaza de Mayo y agrego que “es un número muy importante, pero todavía hay nietos por encontrar”.
Para dar inicio Alfredo mostró un vídeo titulado “Negra idea”, que es una animación creada por Sabrina Gullino en 2006, dos años antes de conocer su verdadera identidad. 
Además dijo que el vídeo muestra la búsqueda sustentada en el amor y como de esta manera se puede conseguir cambiar la historia.
El periodista, contó la historia que forma parte de “Reencuentro. Crónica de la restitución de una identidad” y es la de Sabrina Gullino. 
Sabrina sabía que era adoptada, sus padres se lo habían contado. Pero nunca le contaron “que había sido abandonada en la puerta de un convento y que era hija de desaparecidos”. Ella fue quien decidió acercarse a Abuelas y luego recibió una citación de la justicia para hacerse el análisis de ADN, ya que había sospechas de que sea hija de Raquel Negro y Tulio Valenzuela. La sospecha se convirtió en la verdad de Sabrina. 
Gracias al trabajo de muchos organismos de derechos humanos, principalmente de Abuelas de Plaza de Mayo, también de H.I.J.O.S y la justicia que trabajo muy bien –comentó Alfredo Hofmann- se pudo encontrar a Sabrina quien se encontró con su hermano Sebastián”.
En el libro también cuenta como fue el proceso de Sabrina al encontrarse con su familia de origen y como comenzaron a surgir sus dudas por su identidad, además de la búsqueda de su hermano mellizo.
Hacemos estos libros como parte de una militancia desde otro lugar, para que se conozcan estos casos, para quienes lo lean sean re transmisores de estas historias. Es necesario que se hable, es la herramienta más importante, romper con el silencio, para que sigan apareciendo nietos” manifestó Alfredo al cerrar la presentación de “Reencuentro”.


“De vuelta a casa” y “Guardería Montonera”

Luego fue el turno de Analía Argento y en modo de presentación, le contó a los allí presentes, que nació en Cinco Saltos y escribió tres libros.
Dos de ellos son los que cuentan historias de jóvenes victimas de democracia  y explicó que “cada uno elige como escribir las historias”.

En un primer momento, se refirió a su historia personal y cómo vivió ella tener  familiares desaparecidos.
Luego comentó que en dos libros que están relacionados con esta temática, “De vuelta a casa” y “Guardería Montonera”, decidió contar la historia desde la visión de los nietos recuperados. 

Uno de los casos que eligió, fue el de Carlos D’Elía Casco, hijo de uruguayos, “creí que era importante, porque había un Plan Cóndor  y las fuerzas armadas trabajaban coordinadamente en distintos países”.

 “Recién los chicos de Fiske decían que queremos memoria con verdad, y con verdad nos referimos a la identidad y a contar toda la verdad, porque así como mi mamá me dijo en su momento, no hables y no cuentes, también muchos dejaron de hablar de sus familiares porque tenían militancia política y tenían miedo”.

En el libro “Guardería Montonera”, Analía cuenta la historia de argentinos que estuvieron en Cuba, “porque allá les habían dado una casa ya que estaba la organización del grupo de montoneros. Quedaron entre 30 y 50 niños y niñas. A algunos de los padres de esos chicos los mataron, otros pudieron volver a buscar a sus hijos, pero cuando volvieron a Argentina, algunos fueron secuestrados en 1980”.

El caso de Marcelo Heinzmann también está en los libros de Analía Argento. Él estaba presente y les contó a los chicos su historia:
Yo los llamo mamá y papá, me trataron con todo el amor del mundo, me trataron como un hijo más. Siempre supe que era hijo de desaparecidos”. También relató que si bien hay testigos de que lo vieron en la ESMA, dijo que no tiene recuerdos de ese lugar, solamente de su madre con un bebé. 

Además explicó como llegó a encontrar a su hermana y conocer parte de su historia. 
Una vecina hizo una denuncia anónima, entonces Abuelas comienza a investigar. A los 14 años aproximadamente encontré a mi tía”. A los 20 encontré a mi hermana, “un miércoles me dijeron ¨mañana tenés que estar en Abuelas¨. Entré, saludé y caminé hasta llegar a donde estaba mi hermana, pero no la miré, le toque la mano. Con solo tocarle la mano me di cuenta que era mi hermana”.

Para cerrar esa primera jornada con la presentación de los libros, hubo interacción entre Marcelo, Alfredo y Analía y los estudiantes secundarios que estuvieron presentes y en lo que Analía agrego: 

Que todas estas historias sirvan para recuperar la memoria, para decir las cosas como fueron, poner luz en las cosas que no conocemos y con la verdad podamos encontrar a los que falta encontrar









Al terminar las presentaciones, conversamos con Analía Argento:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada